MICROBIOTA-BENEFICIOS Y SALUD

probioticos (1)Existe diferencia entre microbioma y microbiota:

La microbiota es el conjunto de microorganismos que se encuentran en el tracto intestinal de cada individuo con características cuantitativas y cualitativas singulares para cada individuo.

El microbioma es le carga genética de todos los microorganismo que componen nuestro tracto intestinal.

” El hombre tiene mas genoma bacteriano que humano” en nuestro intestino hay aproximadamente 100 billones de bacterias y otros microorganismos.

Probióticos; la OMS los definió en 2002 como ” microorganismos vivos que cuando son administrados en la cantidad adecuada ejercen un efecto beneficioso sobre la salud del huésped” es decir ni todos valen como probióticos ni todos se presentan en la cantidad adecuada para ejercer este efecto beneficioso

La aplicación de los probióticos en el campo de la salud son entre otras:

1- Contribuyen a luchar contra los microorganismos patógenos

2Mejoran el tránsito intestinal

3Mejora la microbiota deteriorada por diferentes causas ( medicación, tránsito intestinal…)

4Aumentan los ácidos grasos de cadena corta mejorando por tanto los beneficios de estos sobre la piel, coadyuvantes en dermatitis atópica

5Mejora de las defensas del organismo de manera general

6Evitan que los microorganismos patógenos se adhieran a los receptores intestinales ocupando estos su lugar

En cuanto a sus aplicaciones clínicas tienen gran interés en obesidad y síndrome metabólico, diabetes tipo II, malnutrición primaria, tratamiento , tratamiento y prevención de diarreas, dermatitis atòpica, mejora del sistema inmunitario, enfermedad celiaca, alergias.

Todas estas aplicaciones están descritas en el ámbito de las enfermedades, pero no todos los microorganismos valen, cada cepa (tipo de microorganismo) actúa a un nivel concreto y diferente al de los demás, también es importante la cantidad del microorganismo, ya que si la concentración  no es lo suficientemente elevada no tendrán efecto alguno.

Otro aspecto importante a tener en cuenta, es su “viabilidad”,es decir, para que tengan efecto y atraviesen el tracto digestivo y así llegar al intestino activos. En este sentido, hay que tener cuidado con algunos probióticos denominados naturales, que en muchos caso no consiguen llegar al tracto intestinal de forma activa, por eso se utilizan formas encapsuladas para garantizar la acción de estos.

Os dejo aquí un listado de algunas cepas de probióticos que han demostrado tener evidencia científica:

Bifidobacterium lactis CPB-001010 esta cepa mejora la digestión de la lactosa de la leche y disminuye el crecimiento de bacterias patógenas como Escherichia coli, Salmonella spp y Shigella spp , también actúa mejorando el sistema inmunitario.

Lactobacillus paracasei CNCMI-4034, efecto antinflamatorio.

Lactobacillus rhamnosus CNCMI-4036, mejora los procesos inflamatorios.

Bifidobacterium breve CNCNI-4035, tiene efecto inmunomodulador.

Bifidobacterium Longum ES, reduce el efecto negativo del gluten en pacientes celíacos.

Las letras y números que se encuentran al final de cada cepa son como “los dos apellidos ” de los probióticos  y sí, son fundamentales para saber que son las cepas realmente efectivas, porque como os explique al principio no todos los probióticos tienen evidencia científica y además hay que tomarlos en las presentaciones adecuadas.

Prebióticos; ” Ingredientes no digeribles de los alimentos representados fundamentalmente por la fibra dietética, estos promueven el crecimiento y actividad de las distintas especies bacterianas autóctonas del huesped principalmente bifidobacterias y lactobacillus” Gibson y Roberfroid (1995)

Los prebióticos los encontramos en los alimentos como es el caso de la inulina, que está en la alcachofa, espárrago, tomate, plátano, ajo, cebolla, cereales de grano entero como la avena, frutos secos entre otros. Este es uno de los motivos por los que hay que consumir fruta y verdura entre otros, los prebióticos también se pueden incorporar a la dieta de manera comercial como FOS , GOS, inulina, pectinas. Los prebióticos son por tanto ” el alimento de los probióticos”  necesarios e imprescindibles para un buen funcionamiento del intestino y tan sencillos de encontrar en la alimentación diaria a base de fruta, verdura y fibras.

El campo de los próbioticos acaba casi de empezar, el futuro se presenta prometedor y aunque quedan muchos estudios y trabajos por hacer los estudios en Microbióta humana pueden ayudar a mejorar nuestra salud en un futuro no muy lejano, probablemente los jóvenes estudiantes de Medicina en  la actualidad acabarán recetando próbioticos para diferentes patologías cuando ejerzan la medicina. Tanto en obesidad como en dermatitis sobre todo infantil los estudios son realmente interesantes.

 

Confía siempre en tu farmacéutico, es el único experto en el medicamento

Fuentes consultadas;

Dr  Javier Aranceta Bartrina (SENC), Laboratorios HEEL Simposium de biorregulación, Angel Gil Hernandez ( Catedrático Bioquímica y Biología molecular universidad de Granada, Vicente Varea Calderón ( Hospital san Joan de Barcelona) Vicente Navarro Lopez Universidad UCAM Murcia

Fotografía Google

 

Julieta de la Morena de Castro

Titular de oficina de farmacia y Grado en nutrición Humana y Dietética

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s